MATAN AL TIGRE Y LUEGO SE ASUSTAN DEL CUERO | Noticias

MATAN AL TIGRE Y LUEGO SE ASUSTAN DEL CUERO

Jaime++A+Galarza+Zavala

De: Jaime Galarza Zavala

Esa pintoresca expresión es propia de la sabiduría montubia. Se refiere a esos valentones que, luego de hacer alguna falsa hazaña, se asustan y se arrepienten de lo cometido. Matan al tigre y luego…El caso se aplica perfectamente a lo que sucede ahora en este lindo Ecuador con la elección del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS). El gobierno de Lenín Moreno convocó con bombos y trujillos la famosa consulta popular del 4 de febrero del año pasado, cuya pregunta tres, al ser aprobada, daba por terminada la conformación que entonces tenía dicho organismo, acusada de “correista” por la Santa Inquisición que nos gobierna. Al mismo tiempo, se estableció que, por un año, debía funcionar un Consejo transitorio, el cual pasó a ser nombrado a dedo por el gobierno y sus “borregos” de la Asamblea, subiéndole al trono, para presidirlo, al doctor Julio César Trujillo, antiguo curuchupa mayor (es decir, Jefe del Partido Conservador) y luego socio de Osvaldo Hurtado en el liderazgo de la flamante Democracia Cristiana, convertida en gobierno desde el 24 de mayo de 1981, gracias al asesinato del presidente Jaime Roldós Aguilera.
Bien pues. En cumplimiento de aquel mandato, el Transitorio convocó a la elección del CPCCS definitivo mediante voto popular, y allí vino el susto por el “cuero” que tenían a la vista: la posibilidad de que la elección del
Consejo definitivo no les resulte favorable a los matadores del tigre y que, Dios no lo permita, ingresen por la puerta del sufragio libre unos cuantos correistas u otros demonios semejantes. Para conjurar el peligro se les ocurrió ideas geniales, como la convocatoria de una nueva consulta popular para anular la anterior, o por lo menos mutilarle las funciones al Definitivo, hasta que finalmente arribaron a una fórmula magistral: promocionar el VOTO NULO, para así desacreditar la elección convocada por ellos mismos. Esto amén de hacer toda clase de maniobras a través del CNE (Consejo Nacional Electoral) para desinformar y confundir a los votantes. Solo que olvidan que los montubios no tienen únicamente sabios proverbios, sino también machetes que los manejan diestramente cuando llega la ocasión. La prudencia aconseja no enojar al soberano, que en este caso no son solo los montubios sino los 16 millones de ecuatorianas y ecuatorianos; es decir todo el pueblo, el mismo que en 2008 aprobó masivamente la Constitución de Montecristi, que estableció y protege al CPCCS.

Este sitio web utiliza cookies
Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que usted hace de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado de su uso de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.
SOBRE NUESTRAS POLITICAS